Migrantes fueron secuestrados, ahora están varados en Veracruz

*El autobús en el que viajaban fue intervenido ilegalmente cuando cruzaba por el municipio de Alvarado, fueron trasladado a al C5i

Víctor Toriz |

Veracruz, Ver.- Prince carga con su hija de cinco años desde que partió del Congo, en África, en el año 2014. Su camino lo llevó a Veracruz, en donde lleva varado más de 12 horas sin saber cuál será su destino.

Una noche antes el autobús en el que viajaba fue secuestrado cuando cruzaba por el municipio de Alvarado, a 44 kilómetros del puerto de Veracruz, en donde un grupo de hombres apuntó con sus armas para despojarlo de sus pertenencias, ropa, dinero y los documentos de migración que acreditan su estatus legal en el país.

Desde entonces fue trasladado, con otras 55 personas al C5i, instalaciones a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública en dónde recibió alimentación y se le permitió dormir bajo techo.

Sin embargo, el Instituto Nacional de Migración no ha dado atención humanitaria para recuperar su documentación, mientras que ninguna otra autoridad ha colaborado para apoyarlos a continuar su camino al norte del país, luego de perder el dinero que portaban.

Prince cuenta que al menos seis personas hicieron el alto al autobús en que el viajaba, procedente de Tapachula, en Chiapas, cuando tenía algunos minutos de cruzar la cabecera municipal de Alvarado.

Ahí amenazaron con armas largas a los tripulantes y separaron a mujeres, niños y hombres.

Las amenazas se mantuvieron presentes hasta el final, antes de arrebatarles el dinero, sus pertenencias y los documentos migratorios, cuenta Prince.

Finalmente abandonaron la unidad, en un punto en el que Policías pudieron encontrarlos y pedir auxilio.

De acuerdo con los reportes recabados por elementos de la Policía Estatal, Policía Federal y Migración, se localizaron 56 pasajeros, de los cuales ocho personas son de nacionalidad salvadoreña, ocho son haitianos, 13 son africanos, 12 son de nacionalidad mexicana y una persona es de origen guatemalteco.

Fotocopias de sus documentos, que fueron sacadas cuando contrataron el servicio de transporte, sirvieron para acreditar su estancia legal en el país, pero no fue suficiente para recibir ayuda humanitaria por ninguna instalacia migratoria, Salvo la Secretaría de Seguridad Pública.

Prince permanecía afuera de las instalaciones del C5i de Boca del Río soportando el viento frío y en espera de una respuesta a su petición de ayuda para recuperar sus papeles.

De su destino no dijo nada, solo que buscaba la oportunidades de trabajar en México como cualquier otra persona con un estatus migratorio legal, aunque sabe que el autobús en el que viajaba se dirigía a Ciudad Acuña, en Coahuila, ciudad cercana a la frontera con los Estados Unidos.


OEA: Evo no supo separarse del poder; entrevista con Luis Almagro

Para el secretario general de la Organización de los Estados Americanos, el boliviano "tiró por la borda" su inmenso legado político al no irse a su casa tras terminar sus mandatos

WASHINGTON, D.C.

Evo Morales desperdició su legado político por no haberse ido a tiempo a casa con la satisfacción del deber cumplido.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), aseguró que el boliviano tuvo varias oportunidades de concluir sus mandatos.

Para el diplomático uruguayo, la democracia y el presidencialismo pueden ir de la mano, siempre y cuando el político deba saber despegarse del poder y el dinero.

Almagro ve en los problemas estructurales el común denominador en los síntomas de enojo social registrados en Chile, Bolivia, Venezuela y Haití.

Confió en que México refuerce su institucionalidad en lugar de quitarle contrapesos, pues eso ayuda a gobernar.

"EVO MORALES TIRÓ SU LEGADO"

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), afirmó que el expresidente de Bolivia Evo Morales no supo despegarse del poder y tiró por la borda un inmenso legado político por no haberse ido a tiempo a casa con la satisfacción del deber cumplido.

En entrevista con Excélsior, sobre la renuncia de Morales, luego de reelegirse por tercera vez consecutiva (2009, 2014 y 2019) -su primer mandato inició en 2005-, Almagro dijo que el primer presidente indígena de ese país tuvo muchas oportunidades de decir éste es mi último mandato.

En la sede de la OEA, en esta capital estadunidense, el diplomático uruguayo ofreció su opinión de por qué hay violencia en Latinoamérica; su dicho de que la democracia en América Latina ha tenido problemas y su afirmación de que en la actualidad "La voz de la OEA tiene un peso específico, ha recuperado la potencia que estuvo perdida".

Sobre los síntomas de enojo social en países como Chile, Bolivia, Venezuela, Haití, dijo que tienen un denominador común.

Señaló que algunos de estos casos, no en todos, hay "ciertos disparadores de violencia que han ido más allá de lo que generalmente ha sido la protesta social".

-¿Provocaciones?, se le preguntó

-Disparadores de violencia, de vandalismo y de saqueo; y uno lo ha visto en Colombia en estos días, en el informe que presentó Colombia en septiembre, lo hemos visto en las demostraciones en Ecuador, en Bolivia... elementos bolivarianos que han incentivado la violencia y la han llevado más allá de lo que racionalmente es la protesta social. Eso es un elemento nuevo, un elemento distorsionante de las realidades y de las necesidades de los países de ir resolviendo estos problemas. Es necesario que los resuelvan, que se den los pasos para que todos los pueblos de las Américas tengan mejores condiciones de vida. No obstante, hay que saber aislar estos factores violentos para que no se entreveren en la protesta social.

Se le preguntó si ello se debía a un déficit democrático crónico o una debilidad institucional en la región. Almagro expuso que en cuanto mejores son las condiciones de democracia en nuestros países, mejores son las condiciones de acceso a los derechos y a la seguridad.