GILBERTO HAZZ DIEZ

Acertijos

ACERTIJOS

Gilberto Haaz Diez.

*Lo dijo Gengis Kan: "Conquistar al mundo arriba de un caballo es fácil, lo difícil es bajar de él y gobernar". Camelot.

DE SANTOS Y CARDENALES

No era un domingo cualquiera. Era un domingo de Santos y Cardenales. Santos, porque el equipo de la comarca lagunera jugaría esa noche para hacerse campeón y dejar al mamila Sambueza y a esos sobrados toluqueños del grupo Atlacomulco, mordiendo el polvo, como lo morderán el primero de julio. De Cardenales, porque el patriarca de la iglesia católica, el Papa Francisco, desde el balcón de la plaza San Pedro, en el Vaticano, pronunció el nombre del Obispo Emérito de Xalapa, Sergio Obeso Rivera (31de octubre de 1931), para hacerlo un gran Cardenal mexicano, y en eso, la familia está de acuerdo. Bien merecido. Las campanas de los pueblos tañeron de felicidad y anunciaban esa primicia papal. Es cierto que es grande de edad y tiene 86 años, y él mismo Arzobispo ha dicho que la edad le pesa, como a cualquiera, pero ante el llamado de Francisco va porque va. Y allí seguro culminará su trabajo de la iglesia, que comenzó en la misma Roma italiana, presente lo tengo yo, en el año de 1954, allí mismo donde lo ordenarán Cardenal se hizo sacerdote, pasando por muchas iglesias hasta que Benedicto XVI un día le aceptó la renuncia, por edad, para pasar el mando a Hipólito Reyes Larios, hermano del alcalde de Ciudad Mendoza, Melitón, y contó Obeso que fue el mismo Hipólito quien le dio la noticia de que el Papa lo había elevado al cardenalicio. Así andábamos entre santos y cardenales, cuando por la tarde noche el Santos de Torreón se hizo campeón, un juego de dos escuadras que poco interesó a la afición del país, interesaba más a los de la Laguna y a los chorizeños toluqueños, a nosotros, si no ves a Guadalajara, América, Tigres, Monterrey y hasta Cruz Azul, como que la final no es final, o es una final pueblerina, por eso fue domingo de Santos y Cardenales.

EL DEBATE DE 4

A las 9 y piquito entraron los cuatro a Debate. Eran 4 y apareció un quinto personaje, Donald Trump. Margarita salió por piernas. Uno fue a misa, el otro tiraba golpes en pera de box y el puntero dice que no está malito. Medio aburrido porque el tema es de las relaciones internacionales, del Muro del racista y de los inmigrantes y los dreamers soñadores y allí, en verdad, si uno fuera candidato es fácil responder que se buscaría al mejor hombre para estar en esa secretaría, como Kennedy cuando nombró Gabinete, y dijo: "Un hombre inteligente es aquel que sabe ser tan inteligente como para contratar gente más inteligente que él". Ahora da calambres desde que el presidente Trump juega con ella a tuitazos. Entre robo de carteras y darse la mano y el abrazo de Acatempan (El abrazo de Acatempan, fue el que se dieron Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide, para sellar la bronca de la Independencia), que El Bronco intentó y el amoroso solo se cruzó de brazos en su ya famoso Amor y Paz, en eso transcurrió el lío. Poca sangre en el piso. Acusaciones de lo mismo, que corruptos por aquí, que mentirosos y canayitas por allá, la gente ya pedía que eso terminara porque está más sabrosa la bronca de Luis Miguel en Netflix y la Mariana Yazbek, que la rola donde terminó el capítulo pasado, esa de 'Culpable o no', ya rebasó el millón de escuchas en un par de días en Youtube. Los memes hicieron el espectáculo, hubo de todo. No sé quién ganó el Debate, lo que se ve en el panorama electoral es que al Ruso no le quitan un pelo a ese gato, y puntea y lidera las encuestas y, Anaya, por más que se trepó temprano al ring, y le mandó un par de golpes al presidente Peña por su corrupción y por haber traído a Trump a que le escupiera la cara, se vio bien, es conocedor del micrófono y tiene palabra, pero creo que no le alcanza. En fin, faltan menos días para que se dé esa batalla. Sin duda el mejor en esas cosas es Pepe Meade, que ha sido de todo y sin medida, luego le seguirá Ricardo Anaya, y El Ruso es aldeano, pero lleva a un viejito cascarrabias de Secretario de Relaciones, Héctor Vasconcelos, que no quiere tocar ni con el pétalo de una rosa al gorila Maduro, que ayer se reeligió indebidamente por toda una eternidad. Al grito de "Votos o balas", este orangután intimida a su pueblo, y parece también que a los de Morena. Pobre Venezuela. Y pobre México si caemos rendidos a sus brazos. Hoy el gobierno de México rechazó esas elecciones fraudulentas, cómo debe de ser. Y el Grupo de Lima, donde están 14 países latinoamericanos, entre ellos el nuestro, han llamado a sus Embajadores. Tremenda protesta.

EL ADIOS A MESSI

Despidiéndose con lágrimas, esas mismas lágrimas que derramó a sus 11 años de edad, cuando sus padres lo entregaron y llevaron a La Masía, el semillero del Barcelona donde reciben a los niños muy pequeños para hacerlos grandes jugadores, como Andrés Iniesta y como Messi. Contó Iniesta que cuando a sus padres los veía los fines de semana de cada quince días, y se despedían de él diciéndoles con engaños que iban a la tienda de la esquina, los veía partir y comenzaba a llorar, porque ya no los vería hasta dentro de dos semanas. Son las mismas lágrimas que el domingo derramó sobre el campo del Barcelona, cuando cerca de 80 mil espectadores y millones en la televisión lo vieron partir diciendo adiós al club de sus amores y su vida. Ovación de pie por todos, habrá recordado su niñez de pobreza y por ahí seguro el gol que le hizo a Holanda, cuando convirtió a España en campeona del mundo. Eso y unos tenis viejos de jugar, que su padre le compró en su niñez con muchos sacrificios y apuros, y dijo que los tenia colgados siempre en su lugar de juegos y deportes y biblioteca, a la vista para que nunca se le olvidará el sacrificio que hizo su papá y, para que no se le olvidara también de dónde venía. Adiós a un grande. Historia que escribo en estos días en Acertijos.

www.gilbertohaazdiez.com