SE DICE QUE 

Gabriel García Esquivel

Se dice que

Gabriel García Esquivel

Pepe Mancha, profecía de derrota

Pepe Mancha, está colapsando el momento histórico que tiene el panismo en la entidad veracruzana para ser una verdadera oposición ante los desatinos de MORENA. Después de que el tribunal electoral del poder judicial de la federación invalidara la elección para la renovación del comité estatal del PAN. José de Jesús Mancha Alarcón, además de nervioso está en un momento crítico porque tratará por todos los medios posibles retener la presidencia del partido para seguir del lado de la familia Yunes. Apenas en la elección de noviembre del 2018, Mancha Alarcón se acostó perdiendo la elección y en la madrugada se levantó ganando con el margen que le dieron los votos nulos. Desde entonces los golpes por debajo de la mesa no cesaron en contra del otro aspirante, Joaquín Guzmán Avilés, - el chapito-. En los días por venir se lanzará la nueva convocatoria, sin embargo el equipo estratégico de Pepe Mancha ha generado dos acciones con total desatino en la antesala de la nueva contienda, el anunciar que la elección podría ser entre diciembre y febrero del 2020, la expulsión de la bancada del PAN en el congreso local de Enrique Cambranis Torres y Nora Jessica Lagunes, ambas medidas desataron la inconformidad del panismo, por ello figuras como la de Julen Rementería, quien además de reprobar los hechos, en medio de esta coyuntura generó un puente de comunicación con el equipo del Chapito Guzmán. Lo que se convierte en otro punto en contra de Mancha Alarcón y sus jefes políticos, llegará a la elección con menos aliados, más rencores.

El nuevo episodio del panismo en Veracruz está abriendo el abanico para quienes aspiran a ser gobernadores por ese partido, lo que obligará a ponerse de acuerdo entre todos los grupos, sino quieren salir fracturados en las elecciones del 2021.

Lo que el chapito propone es que los candidatos sean elegidos por la militancia porque esa es la esencia del panismo, por ello, si Joaquín Guzmán gana, y, logra este primer paso, en el 2024 el PAN será un partido fortalecido por la militancia, un tema que les llevó años construir, para que al llegar al gobierno perdieran el arraigo, dos años después la gubernatura ante MORENA.

La elección celebrada en noviembre del 2018 permitió que todo el aparato del estado operara a favor de Mancha Alarcón, ahora el piso será parejo, pero también en medio de una desbandada de panistas que sin compromiso con la familia Yunes, le está apostando al proyecto de Joaquín Guzmán, el favorito para volver a ganar, ahora con un amplio margen y sin cortapisas.