De lejanía y mentiras

"No olvidemos jamás que lo bueno no se alcanza nunca sino por medio de lo mejor"

Víctor Hugo

Muchos se quedaron con las ganas de saludar al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, "otros más se quedaron con el escrito que pensaban entregarle y en el que le daban cuenta de su problema y le pedían una solución, incluso muchos de ellos no pudieron siquiera acercarse al lugar donde se llevaría a cabo el evento".

Y quienes se quedaron a la entrada del lugar, soportando los intensos rayos del sol y con una temperatura que rebasaba fácilmente los 40 grados centígrados, pensando que por ahí llegaría López Obrador, "se equivocaron feamente", ya que llegó por otra parte y la camioneta en que viajaba se estacionó a unos cuantos metros de donde estaba montado el estrado, "que fue ocupado por el tabasqueño y quienes llegaron con él".

Adelante, en la primera fila los empresarios y ejecutivos de Pemex, atrás, trabajadores de la petrolera y de la empresa Shlumberger que portaban un overol color azul añil, empresa a la que, al parecer, "Peña Nieto le dio le dio la explotación del yacimiento petrolífero terrestre más importante encontrado en los últimos 25 años".

Y la prensa acomodada en la parte de atrás, "encerrada como si los reporteros fueran semovientes en un potrero y no dejaron a nadie acercarse al tabasqueño", sólo la prensa oficial de los gobiernos federal y estatal tenían permitido estar frente al templete.

Y terminado el evento, el tabasqueño fue protegido por quienes lo cuidan hasta llegar a la camioneta en que viaja, no dejaron que se le acercase nadie, sólo algunos trabajadores de Pemex que estaban por donde pasaría el tabasqueño, "lograron tomarse algunas fotografías con él antes de que subiera a la camioneta y abandonara el lugar".

Y este tecleador se quedó con las preguntas que pensaba hacerle al director de Pemex, al director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y desde luego al Presidente de la República, lo más cerca que lo tuvimos fue a 20 ó 30 metros, encerrados sin poder salir hasta que Andrés Manuel López Obrador dejará el lugar.

A Octavio Romero Oropeza se le pretendía preguntar "el por qué en Tierra Blanca el litro de gasolina, Magna y Premium, así como del diesel, sea no de los más caros en el país, cuando se tiene en la ciudad una Agencia de Ventas, en la que hemos visto cargar pipas cuando ha habido desabasto en otras Agencias".

Mientras que al exgobernador de Puebla, Manuel Bartlett Díaz, preguntarle, primeramente, "¿qué tal el calorcito que se estaba sintiendo y si para estas temperaturas no era necesario que las familias cuenten en sus casas con aire acondicionado?". Esperando dijera que sí era necesario contar con aire acondicionado, decirle pues, "que así como Tierra Blanca sufre de temperaturas altas, también sufre de una tarifa alta en el consumo de energía eléctrica".

Mientras que a López Obrador intentaría preguntarle "qué ha sido en estos 6 meses lo más complicado que ha enfrentado su gobierno, qué tiempo tiene que pasar para ver los resultados en su gestión, y a partir de cuándo lo que suceda en este país será responsabilidad de su gobierno y no de la inercia de gobiernos anteriores".

Sin embargo no se pudo preguntar, "ese López Obrador que dice que su gobierno es cercano a la gente, que es ésta la que lo pone al tanto de las cosas, ayer estuvo distante y dejó a muchos, que esperaron más de 1 hora y con una temperatura infame, sin poder saludarlo, entregarle algún documento y sin tomarse una foto con él".

¿Usted qué piensa peje lector?

Seguramente no lo invitaron y por eso no vimos en el Ixachi al diputado federal, Eleuterio Arrieta Sánchez, la diputada local Margarita Corro Mendoza no estuvo presente porque el jueves pasado resbaló en el Congreso local y se lastimó la mano izquierda, el lunes le fueron colocados dos clavos y le prohibieron exponerse a los rayos del sol.

Sin embargo el diputado federal, que tiene aspiraciones de ser candidato de Morena a la Presidencia Municipal, "y para ello cuenta con la ayuda de doña Inés, quien incluso le ha prometido al galeno cordobés, que no sólo lo ayudará para sea el candidato de Morena, sino también para que se convierta en Presidente Municipal de Tierra Blanca", no fue porque no quiso asolearse aunque haya venido a Tierra Blanca quien lo hizo legislador, quién lo arrastró en la votación para que tuviera una curul en San Lázaro, ya que de no haber ido el tabasqueño en la boleta electoral, "el cordobés no hubiera ganado nunca la elección, mucho menos con la campaña que hizo, en la que se dejó acompañar por los estudiantes del Tec inconformes porque se fue Justiniana y se acabaron sus privilegio, y sin importarle que en la elección para la diputación local, los estudiantes inconformes porque acabaron sus privilegios en el Tec apoyaran al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI)"

Y tiene bien aleccionado a su joven secretario, quien sí fue a la Barahúnda para estar en la visita de Andrés Manuel López Obrador al Pozo Ixachi 1001, "seguramente el cordobés lo mandó para que lo tuviera informado de todo lo que sucedió en la visita del tabasqueño".

El joven secretario, ya de regreso del evento, se paró en la comunidad El Jícaro para comprar pan, ahí, en la panadería, dos personas le preguntaron por Eleuterio Arrieta Sánchez, que si había venido al evento en que estuvo el Presidente de la República, sin mucho desparpajo, "el joven secretario le dijo que no, que el diputado federal no había asistido al evento porque tenía en la Cámara de Diputados una Sesión Extraordinaria".

Sin embargo este tecleador por la mañana había visto al galeno cordobés "en la entrada a su clínica en short platicando con otra persona".

Eran minutos antes de las 9 de la mañana cuando el galeno platicaba con otra persona en la entrada a su clínica, quizás después se haya tenido que ir a la Ciudad de México para estar en San Lázaro y no faltar a la Sesión Extraordinaria, de no ser así, "Arrieta Sánchez es un simulador y está enseñando a mentir a su joven secretario".

¿Cómo lo ves moreno lector?