ACERTIJOS

ACERTIJOS

Gilberto Haaz Diez.

*Siempre es ahora. Camelot

EN AQUEL FORO BOCA

Confieso que jamás pensé retornaría a ese impresionante Foro Boca, el llamado un sueño frente al mar, que la última y veintiunica vez que allí estuve, fue cuando se inauguró un mes de diciembre de 2017, presente lo tengo yo, el feudo construido por el alcalde Miguel Ángel Yunes Márquez, donde allí estuvieron los tres políticos: padre, hijo y espíritu santo, esa vez que allí aguardábamos todo trajeados y nos tomamos una selfie con el góber. Veríamos y oiríamos un concierto con el mejor violinista del mundo, un tal Joshua Bell, con su Stradivarius de millones de dólares, y el Tlen Huicani, grupo folklórico, con el coro de la Universidad Veracruzana (UV), esa noche todo era sonrisas, la elite política y social acompañaba a los Yunes. La brisa del mar agradaba afuera. Fue un concierto de nivel donde el violinista, para honrar la música mexicana, ejecutó Estrellita, aquella inmortal del maestro Manuel M. Ponce, el primer connacional en ser aceptado en el Conservatorio Stern de Berlín. El concierto terminó y emprendimos la huida, cada quien para su casa, porque allí se rompió esa taza.

LA CARRETERA FEDERAL

Una mañana antes, la presidenta de la Comisión de Periodistas, Ana Laura Pérez Mendoza, me signó invitación para acompañarla a la reunión de fiscales y procuradores del sureste del país, la CEAPP es una institución que tiene mucho que ver con la Fiscalía, siempre en defensa de los periodistas, y allí me tenéis bien temprano evadiendo la mugre autopista de Capufe y yéndome por la carretera federal, porque sucede que estos macuarros están haciendo obra en las dos casetas, Fortín y Cuitláhuac, y las demoras son, a veces, de dos horas, hagan de cuenta que van a volar a Los Ángeles, California, lo que demora el retraso de estos inútiles. Por más que le hago no hacen caso, le he enviado arrobas al presidente AMLO y al viejito Jiménez Espriú, para que venga y arregle este desbarajuste. Es sencillo, hay que poner 12 casetas en cada uno de esos tramos, 6 de cada lado, como lo hicieron en San Martín Texmelucan y solucionaron ese embotellamiento. Me sirvió para ver la vegetación de Fortín y pasar el pueblo Cuautlapan, luego desviarme hacia la Tinaja donde en la Y Griega, territorio que hoy visita el presidente López Obrador, antiguamente estaba una gasolinera y hoy parece camino de brecha, camino rural, y ni Cuitláhuac ni el gobierno federal, ambos son de Morena, le meten mano. Es cierto que los de Peña Nieto se robaron todo, y más su secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, esteta de la corrupción, como lo llamó la revista Proceso, pero ya es tiempo que le metan mano, el de Obras Públicas (SIOP) del gobierno de Veracruz debía darse una vuelta allí, al igual que un tramo de un puente abandonado frente a una escuela tecnológica.

EL FORO BOCA

Pues llegamos dos horas después. Con mi presidenta ocupamos la fila 4, había diputados y diputadas de Veracruz, entrando saludé al alcalde, Fernando Yunes Márquez, esperaban la llegada de los fiscales de Oaxaca, Veracruz, Quintana Roo, Tlaxcala, Yucatán y el jefe máximo, Alejandro Gertz Manero, que estaba anunciado pero no llegó. Gacho. Unos dicen que despreció a Winckler, otros que no, que como no hay aviones privados ahora, lo dejó el vuelo donde venía rumbo a Veracruz. En fin, el acto fue rapidito, nada cansado, habló el anfitrión Winckler, el alcalde Chiqui Morelli, el representante de Gertz Manero y a la foto, encontré a la diputada Mary Jose Gamboa y, junto con la presidenta Ana Laura, nos tomamos una foto al pie de ese bello salón con acústica de primera, construido por Rojkind Arquitectos, que ya ganó un premio en arquitectura por ese sitio. Poquito después entramos a donde estaba la reunión, ay nanita, un guarura no sé si de Winckler o de Gertz Manero, nos vio con cara de apestados, mas sabiendo que éramos periodistas, por poco nos pega una patada voladora como la que le dieron al buen Schwarzenegger, y con cara de malo y malos modos mejor nos salimos de ese sitio de fúchila. No fuera la de malas.

EL POZO DE TIERRA BLANCA.

El presidente AMLO anda hoy en mi pueblo, Tierra Blanca, allí cerquita del sol, con 40 grados y 38 a la sombra, tierra de su antepasados, donde en Paraíso Novillero nacieron sus ancestros. Conoce esas tierras, solía llegar al parque del pueblo y en el mismo se asombraba de que la Radio XHJF le cubriera el evento, y el diario Crónica de Tierra Blanca, de a gratis. Lo decía a los de su confianza. Va en busca de petróleo. La historia es que cuando Peña Nieto se iba, se encontró un yacimiento en Tierra Blanca, Ixachi le llamaron, que en Náhuatl quiere decir Abundancia. Es uno de los descubrimientos terrestres más importantes en los últimos 25 años y podría alcanzar más de mil millones de petróleo crudo. El campo está cerquita de Tierra Blanca, caminando llegas. A nivel mundial este descubrimiento ocupa el cuarto lugar, según los expertos de Pemex.

www.gilbertohaazdiez.com