La décima peregrinación

*Los peregrinos se vieron obligados a cambiar la ruta acostumbrada por el evento de la barbacoa más grande del estado.

Manuel Regueyra

Reportero de Crónica TB

Ayer domingo a las 18:10 horas dio inicio la décima peregrinación al Santuario Guadalupano, para celebrar la aparición mariana, cuya imagen tiene su principal centro de culto en la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México.

Al frente de la procesión iba el Médico, Manuel Dimas Cristóbal y la banda Soyaltepecana que toca música de viento y que lo ha acompañado en varios eventos, detrás de ellos iba la imagen de la virgen de Guadalupe.

Participaron en la peregrinación El Orden Seglar Franciscano; Pandillas de la Amistad; la Embajadora de las Fiestas Guadalupanas Ana Flor Gutiérrez Murillo; Locatarios del mercado 20 de Junio; las familias Carrera Barbis, Barbis Flores y Barbis Cruz, así como el Escuadrón de Rescate y Salvamento y Águilas Doradas y el ballet AOKEA.

En esta ocasión el recorrido de la procesión tuvo que ser cambiado, inició como siempre en el mismo lugar, en la esquina que hacen Melchor Ocampo y Aquiles Serdán, los peregrinos caminaron por Serdán y dieron vuelta a la izquierda en la calle Libertad y no en la calle Independencia como es lo acostumbrado.

Los peregrinos se vieron obligados a cambiar la ruta de la procesión porque en la calle Independencia aún estaban las carpas que se usaron para la barbacoa más grande del estado, tuvieron que tomar Libertad y llegar directamente al Santuario Guadalupano, los peregrinos tardaron en llegar al Santuario Guadalupano, donde los esperaba el sacerdote, Miguel Antonio del Valle Cruz.