EL MENSAJERO

EL MENSAJERO

* Torreón no cuida su Complejo Deportivo.

* Las fuentes del Parque también se cuidan.

Cuando se arranca una obra es porque sin temor a equivocarnos va a beneficiar a quienes viven ahí cerca, es porque ya la necesitaban o simplemente porque el beneficio es para todos. Habrá voces que todo lo que haga el Gobierno está mal, sólo por ser de un color distinto al partido en el Gobierno, nada gustará durante toda la administración y como es costumbre denunciarán cualquier detalle.

Así es cuando realmente se busca sacarle tajada política a todo, por eso como país y como ciudad no progresamos en nada, porque no contribuimos, no planteamos soluciones, sólo criticamos en ocasiones de manera ignorante.

Porque hacemos este comentario el día de hoy en esta su columna donde tres o cuatro lectores tenemos según los profesionales de pluma, los tunde teclas que regularmente son los máximos profesionales de la crítica, bueno pues lo hacemos ver porque recordará que hace apenas unos meses se inauguró el complejo deportivo de la Colonia Torreón, Puerta Negra o como usted quiera llamarle.

Se ubica ahí a un costado del campo de Futbol y a tan solo unos meses de abrir sus puertas resulta que ya lo dañaron, que quebraron uno de los postes que sostiene la canasta de basquetbol, algún chistoso seguramente se colgó y otro más contribuyó para que el tubo colapsara, se quebrara y si nadie, como suele suceder, nadie se dio cuenta, o sea que no hay culpables.

Fíjese usted muy bien amable lector, es cierto que la responsabilidad de los recintos municipales son de la autoridad municipal, ellos se encargan de remodelarlos, construirlos y además verificar que las instalaciones sean utilizadas para lo que fue creado.

Todo eso se le exige a la autoridad municipal, pero cuándo se lo vamos a exigir a nuestros vecinos, si a los que llegan ya con una idea no de distracción, sino de destrucción, porque esos recintos fueron construidos para beneficiarnos y lamentablemente la pésima cultura que tenemos ha llevado a no cuidar las cosas, destruirlas casi siempre es el objetivo y lo peor de todo es que después se diga que hace falta vigilancia.

Si la encargada no puede estar todo el día entonces la misma ciudadanía debería de ser vigilante, de cuidar lo que de alguna manera nos beneficia a todos y no echar la culpa a quien cuida, sino a todos los que son vecinos, cómo es posible que no se hayan dado cuenta cuando se destruyó uno de los postes que sostiene la canasta.

Porque en el Infonavit Ferrocarrilero está en óptimas condiciones, será que así quieren unas reglas muy estrictas de que a las 10 de la noche se cierra y que únicamente va a estar abierto por algunas horas y que quienes quieran ocupar el lugar tienen que hacer una solicitud, será que mejor no se puedan comportar como gente pensante y no destruir lo que nos cuesta a nosotros como ciudadanos, es decir, de dónde creen que sale el dinero.

Muy lamentable esta situación porque por ejemplo el Complejo Deportivo que se ubica en el Infonavit Quechuleño que tiene más tiempo de construido está en óptimas condiciones, si hay una encargada y no tiene que estar todo el día en el lugar porque por eso hay reglas que se colocan a la entrada y las respetan.

DE REBOTE...

Hay que empezar a hacer conciencia, si usted padre o madre ve que su hijo no le está dando el adecuado funcionamiento a cada uno de los aparatos que ahí se encuentran o que está deteriorando parte de lo que ahí existe, dígale sutilmente que no lo haga porque muchas personas por temor a una mala contestación no lo hace, la educación empieza por nosotros mismos y debemos de cuidar lo que nos beneficie.

Que lamentable que a pesar de que se vea que es un recinto que nos beneficia a todos todavía se tome como algo político, cuando no tiene nada que ver una cosa con la otra, la obra ya fue realizada y hay que cuidarla, sin mirar colores, así de simple.

Y LA CAIDA...

Y vean si no es una falta de cultura el no cuidar con lo que se nos ofrece, resulta que el pasado viernes se tuvo que llamarle la atención a dos personas que por el calor que hacía se subieron hasta donde están las fuentes danzarinas que ya las pusieron a funcionar e imprudentemente le tapaban la salida de los aspersores a las fuentes, al grado que una de ellas se rompió y finalmente ya no funcionó.

De esto se percataron las autoridades municipales, quienes se sorprendieron que no eran los niños quienes hacían esto, sino personas adultas, que ya conocen que si se pisa el aspersor puede llegar a quebrarse y así lo hicieron.

Por eso la solicitud de las personas que llevan a sus niños a las fuentes para que les digan que eso es como si fuera de ellos, que deben de cuidarlos, no destruirlo, que se vea que verdaderamente se les inculcan valores a sus hijos y que son bien aprendidos, así o mas claro. elmensajerolarios@yahoo.com.mx