Una Máquina colorada será con la que Cruz Azul enfrentará el Apertura 2017, pues un total de cuatro jugadores de Chile se convertirán en la base de extranjeros con los que el equipo dirigido por Francisco Jémez disputará una nueva temporada en el futbol mexicano.

Para la campaña que iniciará en julio, Enzo Roco, Francisco Silva, Martín Rodríguez, así como el recién firmado atacante Felipe Mora, serán los jugadores chilenos que harán que tal nacionalidad sea la predominante en el plantel celeste, por encima de otras como la argentina, uruguaya o ecuatoriana.

Hasta el torneo anterior, la directiva celeste apostaba en su mayoría por argentinos, gracias a Julián Velázquez, Gabriel Peñalba y Christian Giménez, hecho que cambiará a partir de este certamen gracias a la legión chilena, misma que en los últimos años ha tenido mayor presencia en Cruz Azul.

Durante la década anterior, el conjunto de La Noria únicamente adquirió los servicios de tres jugadores andinos: Pablo Galdames, Eduardo Rubio, así como al mediocampista Emilio Hernández.

En cambio, durante los últimos 10 años, Cruz Azul ya acumula la contratación de seis jugadores chilenos, pues a la cuarteta actual que mantiene se suman los nombres de Hugo Droguett y Waldo Ponce, a quienes La Máquina adquirió en 2011.

Además de los cuatro chilenos y tres argentinos que estarán en Cruz Azul, se cuenta un uruguayo (Cauteruccio), un ecuatoriano (Mena), así como un español (Méndez); lista que aún podría aumentar.